Deja un comentario

Majarete (receta paso a paso + tips)

esnoobgourmet-receta-paso-a-paso-tips
¿Te gustó la receta del arroz con coco? Continuamos explorando de la mano de Leidimar Martínez dulces venezolanos que suelen compartirse en Semana Santa con este postre en el que el coco y la canela comparten protagonismo

Comparado con otras elaboraciones de la dulcería criolla el majarete es un plato relativamente sencillo. En Venezuela encontramos siempre variedad en la presentación de los platos típicos. Hay majarete blanco, majarete con sólo clavos y nada de canela, majarete elaborado con la leche del coco sin filtrar y una curiosa variedad de majarete de maíz cariaco que es para enloquecer.
Para mi receta de majarete tuve que elegir y apostarle a lo que yo necesito encontrar cuando lo como: una textura absolutamente sedosa, sin las virutas del coco; intenso aroma a canela y el color bronceado que le da el papelón.

Ingredientes

Un coco grande, fresco.
½ litro de leche, cremoso, preparado con leche en polvo.
½ litro de agua
Una taza de harina de maíz
½ panela de papelón cremoso (el que se puede atravesar con la uña y no está cristalizado)
½ taza de azúcar, preferiblemente moreno
2 astillas grandes de canela
10 clavos de especie
2 cucharaditas de esencia de vainilla
Una hoja grande de naranjo (opcional)
Canela molida muy fina.

Preparación

Comenzaremos por calentar el medio litro de agua, ponerlo a fuego bajo cuando hierva; agregar las astillas de canela, los clavitos y el papelón en trozos pequeños. Dejamos hervir tres minutos y reposar tapado quince minutos.

Luego licuaremos la pulpa del coco cortada en pedazos pequeños con la leche caliente. (Sin hervirla). Colaremos y presionaremos fuerte con una cuchara para extraer todo el líquido posible.

Colamos la infusión de papelón y especias, la calentamos casi hasta el hervor y con ella licuaremos otra vez el sobrante del coco o serepe. Nuevamente presionaremos para extraer bien el líquido.

Con este proceso habremos obtenido la leche del coco. Tomamos la mitad del líquido y licuamos la harina de maíz y el azúcar (procesarlo así y no con batidor consigue una textura más sedosa y pareja).

Unimos esa mezcla con el resto de la leche de coco en un caldero grueso, partimos en dos la hoja de naranjo y la agregamos. A fuego bajo y con una paleta de madera comenzamos la cocción. No podemos dejar de remover, es absolutamente necesario para evitar los grumos.

Cuando hayan pasado unos doce minutos empezará a tomar cuerpo, retiraremos entonces la hoja de naranjo, agregaremos la vainilla y seguiremos revolviendo.

Tomará unos veinte, veinticinco minutos que tenga la textura de un atol grueso que se despega de los bordes. Será momento de retirarlo del fuego y vaciarlo rápidamente en los envases donde lo pondremos a cuajar.

Dejaremos que se enfríe completamente para no partirlo en el desmolde. A más horas de reposo, más firmeza.

Lo servimos espolvoreado con canela en polvo.

Tips

Idea para servir. Pueden hacerse porciones con cortadores de galletas pasados por agua tibia para servir a los niños.

Aprovechamiento de ingredientes. Reserve el sobrante de coco impregnado en especias y papelón para usarlo en tortas, conservas o galletas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: