Deja un comentario

Apuntes sobre dos escándalos del mundo del vino en España y Francia


Comentamos la noticia de Francia y su plan de cobrar regalías por usar el nombre de algunas uvas autóctonas y el presunto fraude en la Denominación de Origen Valdepeñas

Las noticias. Para tener contexto, aquí pueden leer sobre el plan de Francia de cobrar derechos de autor por los nombres de algunas uvas y acá sobre el caso Valdepeñas.

Las cepas. Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Pinot Noir, Pinot Blanc, Pinot Gris, Syrah y Sauvignon Blanc son las “primeras” variedades sobre las que Francia pretende cobrar una regalía de derecho de autor por uso.

La negación de la historia. Hay al menos dos puntos que hacen que sea casi ridícula esta pretensión. El primero es que el viñedo francés, tras la filoxera, está plantado en injertos sobre vides americanas, así que Francia, aunque trata de equiparar su “lucha” con la que libraron por nombres como Chablis o Champagne, obvian que en esos dos casos hay mucho más que una uva involucrada sino un territorio y una tradición y acá lucharían básicamente por nombres. El otro punto es que echarían por la borda años de decirnos que “el Viejo Mundo defiende son terruños, denominaciones de origen y formas de hacer vino” en lugar del empeño plebeyo de usar el nombre de la variedad en el Nuevo Mundo. Triste aceptar una derrota tantas décadas después.

El tiro por la culata. Sueño que como desea Francia se establezca ese tipo de regalía por cepas como cabernet sauvignon pero que, pruebas genéticas en mano, productores por ejemplo de Chile y California demuestren que la variedad tras dos o más siglos en sus países ya no necesitasn el nombre francés sino que puedan llevar no solo el nombre Cabernet chileno o Cabernet de E.E.U.U. sino Cabernet del Maipo o Cabernet de Napa y la caja registradora de recaudación francesa quede oxidada y sin uso. Además, esperemos que Italia, Francia y España paguen derechos por papas, tomates y toda la familia de los ajíes.

Cuando la ambición termina mal. Que pudo llamarse El tiro por la culata versión España. Una serie de demandas entre dos fábricas de vino (están lejos de producir como bodegas) Félix Solís y García Carrión terminó con una investigación a gran escala y con la detección de millones de vinos que fueron vendidos como crianza, reserva o gran reserva sin el tiempo de maduración requerido.

La guerra en los supermercados. Lo que ocurre es que el negocio de vender en España y Europa vinos que “pretendan” ser de larga maduración por precios bajos es demasiado tentador y hay quien sueña con monopolizarlo, al final nadie revisa porque aparentemente la fábrica de vinos y el supermercado son felices vendiendo mucho y el consumidor “ahorrando”.

La lección para el consumidor. La guerra corporativa ya se verá qué desenlace tiene pero esto es un recordatorio para que el consumidor, el amante del vino, revise bien lo que compre, recuerde que a veces es provechoso beber menos pero beber mejor y no financie estas operaciones que terminan en estafas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: