Deja un comentario

3 desastrosas combinaciones de vino y política

broken glass of wine botella vino rota

Estos tres casos te muestran cómo el placer del vino y la política deben en la medida de lo posible mantenerse cada uno por su lado

No. 1 Tokaji y la Unión Soviética. Este vino cuya tradición se remonta al siglo XVII sufrió las consecuencias de la influencia soviética pues si bien tras la Segunda Guerra Mundial se siguió produciendo el enfoque centralizador en el manejo de viñedos y en el embotellado y la distribución mermó por mucho su calidad. A partir de 1990, tras la caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y su bloque europeo, nuevos capitales retomaron la tradición para regresar al Vino de los Reyes a su esplendor.

No. 2 Cava y nacionalismo catalán. Los sucesivos intentos por realizar una consulta que lleve a Cataluña a lograr su soberanía han tenido un impacto fuerte en el consumo interno del principal vino espumoso español. Aunque grandes productores como Freixenet minimizan el efecto del evidente boicot y su impacto en las ventas mientras lo explican como producto de una crisis general del consumo, la realidad es que hay una situación de tensión por este problema político. Además, hay que tomar en cuenta la reciente desincorporación de algunas familias tradicionales a la Denominación de Origen Cava por diferencias en el no reconocimiento de los niveles de calidad de los vinos como añadido de la crisis.

No. 3 Champagne y la Primera Guerra Mundial. Por su ubicación geográfica, Champagne y en particular ciudades como Reims y Epernay suelen ser víctimas de los conflictos bélicos en Europa. En ocasiones, las cavas subterráneas donde se crían los grandes vinos de la región tuvieron que ser usados como refugios ante ataques enemigos por lo que para muchas familias tradicionales la historia maravillosa de las burbujas tiene esta nota negativa. Recientemente, Pol Roger colocó en subasta botellas de la cosecha 1914 un año espléndido de no haber sido por la guerra y que reflejan, según los representantes de la casa, un vino en el que ya no existen burbujas y que más bien presenta notas a café y a cacao y que recuerda al Jerez o al Madeira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: