Anuncios
13 comentarios

6 escalones en la evolución de un cocinero

6 escalones en la evolución de un cocinero

Nuestra colaboradora la cocinera Ivette Franchi te cuenta desde su perspectiva cuál es el camino desde el simple deseo de ser cocinero hasta convertirse en un chef

No. 1 El descubrimiento del gusto por los fogones. Ves todos los programas de tv. Los ves cocinar o ves a aspirantes competir por que se les valide su talento. Sueñas con enfundarte en una filipina y jamás quitártela. Te aprendes hasta los diálogos de los grandes chefs. Comienzas a hacer girar tu vida alrededor de la cocina. Solo existe ese tema y te apasiona tanto que intentas hacerte amigo de algún cocinero vía redes sociales. De aficionado subes a catedrático y crítico gastronómico porque alguno de aquellos que quieres impresionar te saluda por Twitter o porque te tomas una foto con ellos. Eres un conocedor en potencia y tu entorno sufre esas consecuencias.

No. 2 La escuela. Logras convencer a tus padres de que esto será lo que harás de por vida y entras en una escuela de cocina. Dependiendo cual sea obtendrás tu formación. Pasarás de entusiasta a estudiante y comenzará en algunos casos un descenso drástico en tu ego. Comienzas a entender que tu energía no es suficiente para mantenerte en busca de tu sueño. Se va generando un cambio gradual que en la mayoría de los casos es positivo para tu formación. Con mucho esfuerzo logras hacer avances importantes para convertirte en cocinero. Así, al terminar tu curso obtienes ese ansiado certificado y tu primer paso, bordar una filipina que tenga tu nombre y por supuesto tu bien ganado título de chef de cocina internacional.

No. 3 El encuentro con la realidad. Comienzo del crecimiento. Sales orgulloso con tu filipina bordada, y consigues tu primer trabajo. Esa misma semana entiendes que tu sueño se labra con mucho esfuerzo. Comienzas a respetar profundamente a tus maestros quienes con suma paciencia te enseñaron que la cocina no era una moda, es un oficio en el cual te desarrollarás con mística y con pasión o tendrás que dejarlo como hobby. Te despojas de tus aires de grandeza y con suma humildad empiezas a construir tu brigada, tus espacios, tus conocimientos, siguiendo las instrucciones dadas por tu chef quien a ratos con paciencia, a ratos con estrés te guiará para efectivamente sacar lo mejor de ti y enseñarte a acoplarte con tu equipo.

No. 4 La madurez y el refinamiento. A estas alturas ya tienes un sello propio. Te has ganado la confianza de tus superiores, ya lideras tu cocina y solo necesitas experiencia. Los años han logrado moldearte: tu has puesto todo tu empeño en lograrlo y así ya tu nombre se escucha y los destellos de tu luz brillan. Te invitan esporádicamente a festivales y ferias gastronómicas. Aunque sea alguna fracción de un cotizado catering te ha sido encargado porque confían en ti. Tienes talento y lo has demostrado profundamente. Te comienzas a cotizar y ya pronto tendrás la oportunidad de ser tu quien lidere. Así poco a poco vas encontrando jóvenes que desean que los formes, que quieren ser parte de tu equipo. El avance tiene su mérito propio.

No. 5 La cumbre. Llegó tu oportunidad. Por fin esa chaqueta que ansiabas usar cobra vida y eres el chef de tu restaurant o del que te contrata. Tus platos tienen características muy tuyas y tu olfato se ha convertido en gran arma para construir nuevas experiencias culinarias. Manejas tu cocina a la perfección y cada día logras más seguidores a tu sello personal. Al final, lo lograste. Eres parte de los que llegan y hacen que el negocio se mueva. Eres de los que marcan la pauta.

No. 6 El experto. Ya has recorrido la senda que querías. Tienes el olfato de los viejos sabuesos. Todo es predecible. Ahora solo cocinas para complacer tus gustos. No te riges necesariamente por lo que dice el mercado. Te guían tus ganas, los productos grandiosos y una mesa honesta. Atrás quedaron las bambalinas. Ahora haces Cocina de Autor que revela lo que has hecho toda tu carrera. Tu evolución es evidente. Tu sueño cumplido una deuda contigo mismo. Ahora el tiempo de disfrutar con los amigos, con los afectos. Con esfuerzo y dedicación ahora con todo el respeto tus conocidos y también desconocidos que tienen la oportunidad de probar los platos te llaman chef. Tú sonríes y entiendes que no se trata de un cargo sino de un nivel de conciencia en el mundo de los sabores y aromas, de la alquimia de los alimentos.

Anuncios

13 comentarios el “6 escalones en la evolución de un cocinero

  1. No lo sé Ivette, para mí el ser chef sigue siendo un cargo… yo me siento más cocinero… Por cierto feliz día del cocinero…

  2. Valido totalmente lo escrito por Ivette, incluso me siento identificado con los primeros pasos.

  3. […] sobre ají dulce, la cocina venezolana de la actualidad, los vendedores del mercado y la nueva generación de cocineros, entre […]

  4. […] sobre ají dulce, la cocina venezolana de la actualidad, los vendedores del mercado y la nueva generación de cocineros, entre […]

  5. […] El chef Fernando Pérez Arellano, lider del restaurante Zaranda, que ostenta una estrella Michelin, se encuentra de visita en Venezuela para ofrecer una serie de actividades de formación y degustaciones, y nos cuenta qué hace especial el lugar donde ha desarrollado su creatividad culinaria. […]

  6. […] entrar entera en la sartén, para una cocción pareja. De lo contrario, está condenada al fracaso. Los chef recomiendan que la carne tenga unos 6 mm de espesor, para que la relación carne-pan de a favor de la […]

  7. […] 3 Responsabilidad del cocinero. ”El nivel de confianza de un comensal que se pone en tus manos es muy alto, equivalente al […]

  8. […] Hoy me alegro tanto con su Tenedor de Oro que creció 20 metros mas. Y se me convirtió en mítica figura. Desde este espacio donde me toca expresar a través de caracteres. Felicidades, chef. […]

  9. […] 3. Sus documentos. Al partir, cualquier recuerdo escrito será una apreciada pieza entre sus seguidores. Recetas, menús, en algunos casos libros, videos se convierten en preciados documentos para aquellos que los tienen y los guardan con privilegiada admiración. Son fotografías en forma diferente. Son la via de mantener esa pasión culinaria viva. […]

  10. admiro quienes llevan este oficio con sabia humildad. muy probablemente, los buenos momentos, las decisiones importantes, celebraciones, complicidades… se labraron en torno a una mesa. como no sentirse alquimista, cuando con tus propias manos generaste nuevas realidades para otros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: