7 comentarios

Pornografía moralmente aceptable llega a Internet

Pornografía moralmente aceptable llega a Internet

Better porn es la propuesta del filósofo suizo Alain de Botton que aspira con eliminar la elección entre sexo y virtud que observa en los contenidos pornográficos tradicionales
Desde la masificación de Internet, la pornografía ha sido un elemento central del debate social y cultural. Nunca había sido tan accesible y, pese a los infructuosos esfuerzos por dejarla de lado y evitar su expansión cada vez se aceptan socialmente más elementos abiertamente pornográficos.

El reputado filósofo suizo Alain de Botton ­–un personaje muy popular sobre todo en Reino Unido–, se ha propuesto abrir una página web que bajo el nombre de ‘Better Porn’ (Mejor porno) ofrecerá contenidos explícitamente sexuales pero moralmente aceptables. La oferta se encuadra dentro de su Escuela de la Vida, una academia situada en Londres donde se ofrecen todo tipo de cursos en torno a la psicología, el bienestar y la filosofía.

De Botton, que va de polémica en polémica –la última fue la propuesta para construir un ‘templo ateo’ en plena City londinense–, se toma todo esto muy en serio. Según ha explicado en la nota de presentación de su proyecto, “la sexualidad no debería estar relacionada nunca más con la estupidez, la brutalidad, o la explotación; en vez de esto se podría aprovechar para mostrar lo más noble de nuestra naturaleza”. Su intención es crear una página web que ofrezca un porno diseñado y comisionado –como si se tratara de una galería de arte– para ofrecer un placer estético, que “no nos fuerce a hacer una elección tan dura entre el sexo y la virtud. Una pornografía en la que el deseo sexual apele a nuestros valores más elevados”.

Contra la insensible pornografía actual

Para el filósofo la pornografía corriente no es aceptable, pues nos hace elegir entre ser humanos o ser animales. “El porno actual”, explica De Botton, “elimina todas las preocupaciones que una persona razonablemente sensible, amable e inteligente pueda tener”. En su opinión, todo el porno que abarrota Internet nos hace elegir a diario entre “los valores pornográficos” –explotación, humillación, suciedad…– y nuestra verdadera sensibilidad: los valores que defendemos durante el resto del día. “La pornografía”, tal como la ve De Botton, “nos obliga a dejar de lado nuestra ética, nuestro sentido estético y nuestra inteligencia para contemplarla”. Pero hay una alternativa: crear un nuevo porno.

“Lo ideal”, explica el filósofo, “sería que la pornografía excitara nuestra lujuria en un contexto que mostrara aspectos elevados de nuestra naturaleza humana. Escenarios donde la gente fuera ingeniosa, mostrara bondad, trabajara duro o fuera inteligente, para que nuestra excitación sexual pueda servirnos para reforzar estos otros elementos de una buena vida”.

Habrá que esperar al lanzamiento de ‘Better Porn’ para saber si la “virtud” puede triunfar sobre la “suciedad”. No lo tiene fácil, la competencia es grande y el mercado está saturado. (vía El Confidencial)

7 comentarios el “Pornografía moralmente aceptable llega a Internet

  1. […] vida a una especie de ero-idealismo radical. Incluso se ha hecho referencia a lo anterior empleando el término “pornotopía”, en referencia a un universo paralelo a la cotidianidad urbana, que raya en la perfección del placer erótico (al menos en proporción a las prohibiciones de la […]

  2. […] página web. Aquello le dio alas, parece, para aderezar con algo de creatividad las citas de Dylan. Internet ha hecho, según los expertos, que la información fluya libre. El problema, para muchos escritores, es cómo mantener esa información veraz y […]

  3. […] algunos de los títulos de mayor calidad del cine erótico que no debes dejar de […]

  4. […] su Enciclopedia Erótica del Cómic, Luis Gasca y Román Gubern perfilan este género tan interesante y que cada vez tiene más […]

  5. […] en la cinta hicieron que el gobierno la censurara y le cambiara la clasificación. El productor no quería que fuera exhibida en cines porno y tuvo que esperar. Según Kristel, cuando Emmanuelle llegó a los 100 millones de espectadores fue […]

  6. […] página web. Aquello le dio alas, parece, para aderezar con algo de creatividad las citas de Dylan. Internet ha hecho, según los expertos, que la información fluya libre. El problema, para muchos escritores, es cómo mantener esa información veraz y […]

  7. […] No. 2 Diferenciación con la pornografía. Meyer no hacía pornografía. De hecho, en varias ocasiones manifestó un profundo desprecio hacia el cine porno. Él elevó el género erótico a un punto de glamour cinematográfico al que ningún otro cineasta ha llegado. En líneas generales, la pornografía se suele asociar con lo obsceno, lo ordinario o el mal gusto… Sin embargo, Meyer fue un constructor, un creador de imágenes de alto contenido erótico, sí, pero llenas de gran belleza estética, de elegancia y glamour. Puede que como director no fuera precisamente un experto en el uso del lenguaje cinematográfico convencional, pero hoy sus películas se estudian en universidades de todo el mundo y filmotecas y cine-clubs le dedican completas retrospectivas. Sin duda es un referente cultural. Cosa que no sería así de haberse dedicado al mundo de la pornografía. […]

Responder a 5 rasgos del cómic erótico « Esnobismo gourmet Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: