Deja un comentario

5 mandamientos de un buen risotto


Seguro que ésta es uno de esos platos que te gustan pero se te complica cocinar: aquí tienes lo que debes hacer para tener una versión casera, sabrosa y correcta

Olvidarás los atajos. Crema de leche para dar cremosidad, aumentar demasiado la temperatura para consumir el líquido, cualquier variación para “hacerlo más fácil” va a arruinar tu rostro.

Nunca usarás el caldo frío. El caldo frío hace que la cocción sea dispareja así que debes mantenerlo al menos tibio.

Removerás lo suficiente. Si remueves mucho entra aire al risotto y puede quedar pegajoso, si remueves poco se pega al fondo y puede quemarse. Removerás de cuando en cuando pero solo lo suficiente.

Agregar demasiado caldo. Es un ejercicio de paciencia: simplemente se agrega el caldo únicamente cuando se ha consumido el anterior, es la única manera de lograr que suelte el almidón.

No.sobrecocinarás el arroz. Repite como un mantra “no estoy haciendo arroz con leche” así que detén la cocción cuando el arroz esté el al dente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: