Deja un comentario

4 tips para evitar errores que pueden arruinar tu cena romántica

romantic dinner valentine day

Si quieres impedir que tu momento especial se vea afectado por algún pequeño accidente, sigue estas recomendaciones y disfruta de esa cena mágica y sensual

No. 1 Cuida tu aliento. Quizás un beso es el momento más mágico para una celebración de San Valentín. Imagina el momento. Una mesa bien decorada, unas copas de vino, las velas iluminando el ambiente y dos rostros que se acercan de manera cómplice. Si ese momento se arruina solo puede ser por… un aliento poco apetecible. Si preparas una ensalada, no debes incluir la cebolla o el ajo crudo como ingredientes, (ni sus variantes como chalota, ajete, cebolleta, etc) o puedes encontrarte con un persistente aliento en tu boca o en la de tu acompañante, que te estropee ese instante de felicidad. También debes evitar ese día platos “al ajillo” o con sabores fuertes, por mucho que nos gusten, los recuerdos que nos dejan en la boca no son los más apropiados para esta celebración.

No. 2 Entérate de posibles alergias e intolerancias. Cuando vamos a un restaurante exótico, una de las primeras preguntas que nos hacen al sentarnos es si tenemos alergia o intolerancia a algún alimento, para evitar que nos traigan alimentos que no nos sientan bien. Si este año vas a sorprender a tu pareja preparando la cena de San Valentín, no cuesta nada preguntarle antes de cocinar si hay algún alimento que no le gusta o que no pueda tomar. Imagina que has decidido preparar una receta de empanada como aperitivo o unos hojaldres rellenos de crema para el postre y descubres después de las horas trabajando en la cocina que tu acompañante es intolerante al gluten. Supón que preparas un plato con nata líquida y tu invitado o invitada no puede tomar lactosa o si has hecho un menú hindú o mexicano y tu pareja no soporta el picante. Además de haber realizado un gran esfuerzo de balde, te sentirás mal sabiendo que si lo hubieras preguntado, tu menú de San Valentín habría sido un éxito.

No. 3 Evita las digestiones pesadas. Una cena pantagruélica, una auténtica comilona “de las de desabrocharse el botón del pantalón” puede ser muy divertida para una ocasión como una comida de amigos, un cumpleaños o una fiesta de cualquier tipo, pero no es lo más indicado para una noche dedicada al amor. Lo mismo ocurre si en el menú incluimos ingredientes que produzcan gases que nos hacen sentirnos hinchados o alimentos que nos puedan provocar flatulencias, que arruinarían cualquier momento íntimo posterior a la cena. Hay que tener cabeza para elegir el menú. No es el día idóneo para un plato de brócoli o coliflor ni otros alimentos con efectos similares como las legumbres, que provocan gases e hinchazón. (Por más que nos gusten)

No. 4 Cuida tu sonrisa. Quizás el rasgo que nos resultan más atractivo de nuestra pareja es su sonrisa. Unos dientes limpios, blancos y… sin trocitos de comida ni pequeños trocitos de espinacas, perejil o de hierbabuena arruinando el momento. Cuidado con los platos que incluyan hierbitas picadas o platos como crema de espinacas, etc. El color verde es lo peor cuando destaca entre los incisivos de quien se acerca a besarte… (vía Directo al paladar)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: