Deja un comentario

5 maneras adicionales de arruinar un vino

pareja y perro tomando vino couple and dog drinking wine

Ya te contamos 5 maneras para que acabes con el placer que te puede dar una botella de vino, ahora completa tu lista y cuida cada uno de tus preciados caldos

No. 1 Exponer tus botellas a olores invasivos. Ya estabas al tanto del clásico error de guardar botellas en la cocina, y tenés un buen rincón fresco, con temperatura estable todo el año… en el mueble donde tenés los productos de limpieza y perfumería. Si no querés que tu Malbec favorito huela a lavandina, sácalo ya mismo de ahí. Los aromas de estos artículos, increíblemente, penetran el corcho. Pasa lo mismo si lo dejás cerca de alimentos de aromas invasivos. ¿Te imaginas un Cabernet con olor a bacalao?

No. 2 Creer que da lo mismo servirlo en cualquier recipiente. El recipiente donde se sirve el vino no es un tema menor. Si se recomienzan copas de cristal es porque es el material más noble por ser aséptico, no tener aromas y es fácil de limpiar. No hay chance de que altere las virtudes del vino, si se lo cuida. Que tu ansiedad no te lleve a beber tu botella más preciada en vasitos de plástico, a falta de copas. El vino es muy susceptible a los aromas. ¿No hay copas? Buscá un vaso de vidrio y asegurate de que esté bien limpio.

No. 3 Creer que todos los vinos son de guarda. No siempre más viejo es mejor. Durante la estiba los vinos afinan su textura, redondean sus sabores y hasta desarrollan complejos aromas… sólo si fueron elaborados con tal fin, es decir, con crianza en barrica y estructura para desafiar al tiempo. Además, necesitan condiciones de guarda óptimas (temperatura, humedad, etc.), algo difícil de encontrar en cualquier lugar. Consejo: si te regalan un gran vino, buscá la ocasión para disfrutarlo; guardarlo sin los cuidados mínimos es atesorar el vinagre mas caro de tu vida.

No. 4 No tomar en cuenta la ocasión de consumo. Está claro que si lees estas líneas te gusta el vino, pero ten en cuenta que no todo el mundo se vuelve loco ante los atributos del Malbec. Si decidiste agasajar a tus compañeros de papi fútbol con una exclusiva botella y mandan al buche el vino sin muchas vueltas, o lo que es peor, le clavan un chorrito de soda, no desesperes. Para la próxima, elige otro vino más acorde al momento.

No. 5 Tener vinos trofeos. Llega a tus manos una botella de vino que sabes es muy codiciada. Busca un lindo lugar donde exhibirla, para impresionar a quienes te visitan. Si algún día finalmente decides abrirla seguramente te lleves un chasco. Dejar la botella parada y expuesta a la luz hace que todo su contenido se pudra. Los vinos son para tomar, no para pasarle el plumero. (vía Planeta Joy)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: