Deja un comentario

5 vinos argentinos a disfrutar después del malbec

5 vinos argentinos a disfrutar después del malbec

Aunque el malbec es la magnífica puerta de entrada al mundo del vino argentino, este país produce con gran calidad otras variedades y aquí te mencionamos las cuatro que puedes disfrutar para seguirlo explorando

No. 1 Cabernet Sauvignon. El paso natural post Malbec es saltar a esta variedad. La razón es sencilla: ofrece una boca más delgada, mayor complejidad aromática y, en casos superlativos, una elegancia difícil de olvidar. A la fecha, en el mercado hay dos grandes vertientes gustativas: los Cabernet de zonas frías, frutales y de cuerpo delgado y firme, y los de zonas cálidas, aromáticos, frutales y con volumen de boca.

No. 2 Cabernet Franc. Progenitor del Cabernet Sauvignon, el Franc resulta el paso indicado a seguir, ya que es hoy una tendencia creciente y promete renovación de sabor aunque su escasez aumente el precio. Ofrece un tinto de aromática frutal y exótica, con un paladar lineal y algo apretado y de paso directo.

No. 3 Pinot Noir. Cuando se tienen ganas de probar algo que está en la antípoda del Malbec, hay que apuntar, al menos en tinto, a esta rara y aromática variedad originaria de la Borgoña. Se distingue por sus aromas frutales, terrosos y de hongos, con una boca delicada en textura y potente en sabor. Sorprende por su escaso cuerpo.

No. 4 Syrah. Esta variedad de uva, de las que San Juan hizo bandera en los últimos años, ahora redescubre su costado más frío en las alturas de Uco, en Mendoza, donde da unos vinos exóticos, con trazos animales a la nariz, y bocas austeras, de un tanino delicado. Es el tipo de vino al que se llega después de haber probado las variedades anteriores, porque no amolda bien con todos los paladares.

No. 5 Bonarda. Conviene dejar esta uva hacia el final, porque es la más parecida al Malbec en su oferta. Para entender qué la diferencia, es preciso primero haber probado a las demás y armado un panorama de sabores para ellas. Sólo así el trazo frutal y balsámico de la Bonarda destacará, lo mismo que su boca carnosa y mullida.  (vía Los Andes)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: