Deja un comentario

3 curiosidades sobre la ginebra

3 curiosidades sobre la ginebra

Nacida en Holanda, popularizada en Inglaterra, reina de uno de los cócteles más famosos como el gin tónic, esta es una de las bebidas que no puede faltar en ningún bar

No. 1 Origen. Aunque se sabe que ya en el siglo XII monjes holandeses elaboraban un elixir parecido a la ginebra como medicina para combatir la peste bubónica, y que un siglo más tarde Jacob Van Damme habla de tónicos relacionados con la salud que incluían enebro, se sigue considerando al médico alemán Franciscus Sylvius Franz de le Boe (1614–1672), establecido en los Países Bajos, el primer elaborador de la bebida conocida como genever. De genever nacerá la ginebra, y Holanda será su primer fabricante industrial. Pero si a los holandeses cabe el mérito de su invención, debemos a Inglaterra su popularidad. A principios del siglo XIX, James Burrough crea una destilería en el pueblecito de Chelsea, la mundialmente famosa Beefeater. A él se debe la fórmula magistral de ginebra seca, que incluye en su elaboración del agua de Londres, por lo que ese tipo se conoce como London Dry, a la que añade distintos elementos botánicos.

No. 2 Combinaciones ideales. A su vez, la feliz ocurrencia del alemán Jacob Schweppes de agregar quinina en la soda destinada a las tropas coloniales inglesas destacadas en la India, daría origen a la tónica, que los marinos mezclarían con ginebra. Nace el gin-tonic.

No. 3 Sabores de la ginebra hoy. Actualmente, su vertiginoso aumento del consumo ha propiciado la aparición de ginebras y tónicas con distintos aromas y sabores, ampliando las posibilidades combinatorias de la bebida. Pero siempre respetando algunos principios básicos: el vaso, ancho y corto; solo piel de lima, que estrujamos encima del vaso para obtener pequeñas micro gotitas aromáticas, !nunca zumo de limón¡; mucho hielo, hasta llenar el vaso, hecho con agua de mineralización débil en vez del grifo; la ginebra, en la proporción deseada: 1:1, 1:2, 1:3, 2:3…; finalmente, solo hay que llenar con la tónica el vaso hasta el borde, agitando levemente con cucharilla batidora, o el mango de una de café. Algunas ginebras aconsejan el uso de perejil, rodaja de pomelo y pepino, o su piel, para potenciar sus aromas más característicos. (vía El Viajero)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: