Anuncios
11 comentarios

4 curiosidades sobre el voyeurismo

4 curiosidades sobre el voyeurismo

El placer de observar, de penetrar la realidad de otros seres humanos es uno de los placeres más frecuentes que existe. Descubre sus claves en la siguiente nota.

No. 1 Origen del término. El término voyeur proviene del francés y hace referencia a la búsqueda de excitación sexual mediante la observación, en general a escondidas, de personas desnudas, en vías de estarlo o que están en pleno acto sexual; haciendo de esta práctica algo imprescindible para poder gozar.

No. 2 Lo que busca el voyeurista. La mayoría de estos voyeurs tienen un objetivo preferente que son las parejas, a las cuales hasta pueden llegar a perseguirlos por la calle, para masturbarse al verlos besarse, tocarse o acariciarse. Otros, los más pasivos, lo suelen hacer con sus familiares, quienes mediante el ojo de la cerradura o a través de ventanas, observan los actos sexuales de sus padres, hermanos, tíos, amigos. También está quien paga para poder ver a parejas manteniendo relaciones carnales. Para ello, existen lugares donde a modo de teatro, pueden satisfacer sus necesidades visuales desde la penumbra periférica.

No. 3 El sexo del voyeur. El voyerismo es bastante más frecuente entre el género masculino que en el femenino, ya que en ellos es más común que se produzca la excitación sexual por el sentido de la vista que en el caso de las mujeres. Los especialistas señalan que este tipo de parafilia se gesta en los primeros 18 meses de vida, que se consolida entre los 5 y 8 años, cuando en el cerebro se conforma el sentido del pudor y que, finalmente, se manifiesta entre 20 y 40 años.

No. 4 Del placer a la enfermedad. Al revés de lo que se cree, el voyeur está muy lejos de ser una persona peligrosa (aunque, como en todo, hay excepciones). Estos individuos no son agresivos y prefieren el anonimato. Observar, a escondidas, detrás de una puerta, es religión, el sumun del placer; a lo que si le suman el riesgo de ser descubierto, su estimulación se potencia por mil. Tal placer, no significa que a continuación el voyeurista necesite un acto sexual para culminar su rito. Una gran parte de los hombres y las mujeres nos excitamos con la visión de cuerpos desnudos y personas realizando el acto sexual, sobre todo cuando lo hacemos clandestinamente o cuando los participantes en la acción sexual no son conscientes de tener un público. Y sentir esto es natural, sano y excitante. Sin embargo, cuando mirar se convierte en obsesión, cuando preferimos masturbarnos mirando a personas desconocidas antes que tener sexo con nuestra propia pareja o cuando simplemente no controlamos nuestra conducta y la hacemos compulsivamente, hablamos de una Desviación Sexual. Estas ilusiones e impulsos provocan un significativo malestar y deterioro social, que van llevando al practicante a su autoexclusión. (vía Telemundo 52)

Anuncios

11 comentarios el “4 curiosidades sobre el voyeurismo

  1. […] Un recorrido por la actitud de sociedad y religión frente a la búsqueda del placer en la mujer […]

  2. […] Poppin’ everybody Got themselves another body Knockin’ out Without protection though That’s my confession But at the spot If you just think Your gonna listen You can drop it like it’s hot Share […]

  3. […] 3 Juegos de rol. En estos los participantes deben desarrollar un papel, como si fueran estrellas de Playboy. Hay 900 combinaciones diferentes para no aburrirse y para hacer trabajar nuestra imaginación. […]

  4. […] 2 Su naturaleza. Según los expertos, el sadismo y el masoquismo se ubican dentro de las llamadas “Parafilias” (perversiones). Este tipo de prácticas provocan problemas a las personas que las realizan, tanto a nivel […]

  5. […] 1 Oído. Cuando hacemos algo con los ojos cerrados, el cerebro se ve forzado a crear nuevas conexiones o a reorganizarlas para utilizar otros […]

  6. […] 3 Arriesgado y voyeur. ¿Quién no ha fantaseado con tener relaciones sexuales en el baño de un avión, en el jardín o […]

  7. […] de no presentar el bondage como una práctica sexual, siempre dejaban espacio suficiente para que el erotismo de la disciplina —frecuentemente aplicada en las películas a actores y actrices semidesnudos— se apoderase de […]

  8. […] Cada década ha tenido sus grandes musas cinematográficas, objetos de deseo de los espectadores y acá te presentamos cinco que han alimentado la fantasía de millones de espectadores […]

  9. Hola! os presentamos http://www.kretio.com/ una comunidad para gente interesada en trios, swingers y voyeurismo. ¡no te lo pierdas! te esperamos 😉

  10. […] 3. Arriesgado y voyeur. ¿Quién no ha fantaseado con tener relaciones sexuales en el baño de un avión, en el jardín o en un lugar público? Los seres humanos se excitan con la posibilidad de ser descubiertos en pleno acto; de hacerlo en un lugar que implica algo de peligro. Esto es lo que se conoce como sexo arriesgado o ‘voyeur’. Pero eso no significa que se tenga que ser un exhibicionista para disfrutarlo. Sexólogos recomiendan buscar un parqueadero seguro, o sentarte en la última fila del cine, por ejemplo. Luego de un pequeño y atrevido juego sexual en la última fila del cine, cuando lleguen a casa y finalmente hagan el amor, será una buena experiencia. Tener una travesura sexual de vez en cuando, resultará en algo divertido que pueden hacer en pareja. Por alguna razón, el sexo prohibido es muy excitante. Puede que sea así porque apela al deseo de ir más allá de los límites o de hacer algo prohibido, que ‘está mal’. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: