Anuncios
4 comentarios

El secreto del té azul

El secreto del té azul

Junto con el rojo, el verde y el blanco se habla mucho del té azul. Descubre sus secretos en este artículo

Seguramente has escuchado hablar últimamente del té azul. Muchas personas se vuelcan automáticamente por este nombre marketinero, mucho más cercano a las otras variedades en boga (té verde, té rojo) que por la manera como se lo ha conocido históricamente. Pero, ¿qué es verdaderamente el té azul?

El té azul, vale decirlo, no es otra cosa que el té oolong. Este es un té milenario de origen chino, que está a mitad de camino entre un té verde y un té negro. Es decir, tiene un proceso de semifermentación que lo coloca en dicho sitio, dándole más sabor y suavidad.

A la hora de hablar de las propiedades del té oolong (o azul), sus usos son realmente notables. Además de cuestiones inherentes prácticamente a toda variedad de té, como la presencia de antioxidantes, esta variedad tiene muy buenos beneficios para perder peso.

Recuerda entonces, cuando veas un cartel que pregona la venta de té azul, que no estarás comprando otra cosa que un oolong; lo cual no es malo, ni mucho menos. Pero que no te engañen por el nombre y te lo quieran cobrar más caro, porque son la misma cosa. Si a veces recibe el nombre de dicho color, es únicamente por que sus brotes a veces toman ciertos tintes similares azulados. Más allá de esto, asegúrate de prepararlo bien y disfrutarlo como más te guste. (vía Innatia)

Anuncios

4 comentarios el “El secreto del té azul

  1. […] mejor este gran placer de la vida con las siguientes […]

  2. […] aquel día, todas las plantas de Fujian, donde se cultiva actualmente el té blanco, fueron de té. (vía Café Té Arte) Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSe el primero en decir que te […]

  3. […] de té verde en Qimen tiene una larga tradición que se remonta a la dinastía Tang, el cultivo y producción de té negro comienza a fines del siglo XIX, probablemente inspirándose en el famoso té negro de Fujian, […]

  4. […] 1 Cantidad. Si es té de hebras, la porción es una cucharada de té al ras por taza. Si es un saquito, la medida es un saquito por […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: