Deja un comentario

3 claves para disfrutar los vinos de uva moscatel

moscatel setubal glass wine

Capaz de producir vinos desde secos hasta dulces y plantada en lugares tan disímiles como Setúbal y Venezuela, la variedad moscatel es un placer por ser descubierto y aquí te decimos cómo disfrutar sus vinos

No. 1 Entender la variedad. Dentro de esta gran familia de mas de 200 variedades podemos destacar dos tipos: las de Grano Menudo y la de Alejandría, esta ultima de clima algo más húmedo, da unas uvas, con hollejos finos, buena cantidad de zumo y más gordas lo que hace que sean perfectas como uva de mesa. Por el contrario, su homóloga de grano menudo, gusta de suelos pobres donde logra una mayor concentración de los azucares, y da uvas de pequeño tamaño, racimos prietos y hollejos más gruesos que ayudan a evitar la deshidratación de los frutos de color amarillo intenso con manchas pardas, que ‘pasifican’ durante la maduración dando su característico dulzor. Sobre todo fuera de nuestro país es una uva muy usada para ensamblar con otras y hacer vinos dulces naturales aunque también se producen blancos secos muy aromáticos en la zona de Alsacia; y no podemos dejar de nombrar que esta uva es la protagonista en los Spumantis Italianos, como es el caso del afamado Moscato d´Asti

No. 2 Armonías con vinos dulces. Va perfectamente con foie, pero no solo por el contenido alcohólico propio de estos vinos, sino porque la acidez que mantienen en el caso de los naturalmente dulces es primordial para que arrastre la melosidad grasa del alimento. Y si de contrastes queremos hablar, son perfectos con quesos fuertes incluso, de tipo azul, por su característica astringencia incluso amargor final, que como ya hemos visto en otras ocasiones, combinan por maridaje de contraste.

No. 3 Armonías con vinos secos. En el caso de pescados y mariscos puede combinar con los de corte blanco y carnoso como un rape a la brasa con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra o, mariscos plancha como cigalas o langostas. En el caso de un ajoblanco con ligera textura grasa pone a prueba estos aromáticos y ácidos vinos. Y con los ceviches de la cocina peruana y unido a los representantes menos intensos de la similar cocina japonesa hacen un matrimonio muy agradable por su capacidad para limpiar la boca. (vía Vanitatis)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: