2 comentarios

7 secretos para un Tocinillo del cielo perfecto (y la historia de su origen)

tocinillo del cielo postre

La chef Valentina Inglessis comparte algunos de los tips que hacen que este postre exquisito, el Tocinillo del cielo, quede verdaderamente celestial así como un breve repaso de su origen

Historia

Se cuenta que el tocinillo del cielo fue creado por las monjas del Convento de Espíritu Santo de Jerez de la Frontera, Cádiz, España. Las primeras noticias de este postre aparecen en el año 1324. Su origen está ligado a la elaboración del vino de la zona y al empleo masivo de claras de huevo usadas para la clarificación de dicho vino. El resto, la yema de huevo se la entregaban al convento de monjas, las cuales, con el fin de reutilizarlas, diseñaron el postre “tocino de cielo”.

Cuando las monjas se deleitaban con este dulce en el desayuno del domingo, posiblemente pensaban en el cielo que las esperaba en el ocaso de su santa vida. Los tocinillos del cielo, figuran hoy, con tan bello nombre, entre los postres españoles más antiguos.
La receta no resulta complicada: huevos y yemas batidas mezclados con un almíbar. Pero tiene sus detalles que deben cuidarse.

7 secretos para un Tocinillo del cielo perfecto

1. Para que los tocinillos no se peguen en el molde, el molde se debe cubrir con glucosa o con un caramelo no muy oscuro. Se puede usar un solo molde o moldecitos individuales.

2. Las yemas se baten bien pero no vigorosamente, para evitar que se forme espuma.

3. El almíbar claro que se incorpora a las yemas batidas debe estar a una temperatura tal, que no cocine el preparado y además incorporarlo gradualmente en forma de hilo.

4. Es importantísimo pasar la mezcla de huevos y almíbar por un tamiz o colador fino para eliminar cualquier grumo.

5. Antes de colocar los recipientes en el baño de María el agua debe estar hirviendo, es vital que los ingredientes se cocinen lo más rápido posible, de lo contrario, las partículas de azúcar y los huevos se irían al fondo y se obtendrían unos tocinillos mal cocidos, compuestos de un almíbar denso en la parte inferior y de una masa de huevos encima.

6. Para poner a cocinar los flanes, conviene taparlos con un paño limpio de cocina, antes de taparlos con tapa o papel de aluminio, el tejido del paño absorberá el vapor que sube y evitará que caiga de nuevo en forma de gotas sobre los tocinillos, hecho que enfriaría la crema y crearía hendiduras en la superficie. Se cocinan hasta que cuajen pero no por completo, uno debe mover los moldecitos y ver que aun el preparado tiene algo de movimiento, pues si lo dejamos pasar de cocción las yemas seguirán cocinándose y el postre adquirirá una consistencia de huevo revuelto dulce.

7. Antes de desmoldar conviene que reposen toda una noche en refrigeración.

Otro secreto: Valentina Inglessis recomiendo armonizarlo con este clásico inmortal de Led Zeppelin

Anuncios

2 comentarios el “7 secretos para un Tocinillo del cielo perfecto (y la historia de su origen)

  1. Hola.
    Valentina y Jesús, ya se por que me quedó tan desastroso el único tocinillo que he intentado hacer, este es el mal recuerdo que tengo: almíbar en la parte inferior y una masa de huevos revueltos dulce encima (puntos 5 y 6), además un poco intercaladas ambas capas por problema en desmontaje (puntos 1 y 7).
    ¡Gracias Esobismo Gourmet por esta nota! Ahora a esperar la receta e intentar de nuevo.
    Saludos
    Albio.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: