Deja un comentario

5 reflexiones sobre los rones del Caribe

foto vasos copas de ron venezuela caribe cuba

Gracias al programa Experiencias BOD de Loyalfeel un selecto grupo de invitados pudo disfrutar de la mano del especialista de vinos y spirits Gabriel Balbás y el maestro Chocolatero Giovanni Conversi, con el apoyo de nuestro editor Jesús Nieves Montero, de una degustación de 6 rones con sus armonías de bombones en la tienda Kakao de trasnocho centro Cultural y acá algunas de las principales conclusiones de la experiencia

No. 1 El ron blanco tiene su momento. Aparte de la historia de Barcadí, la cual repasó acertadamente Balbás, fue una grata sorpresa para los asistentes poder descubrir debajo de la impresión alcohólica las notas cítricas de este destilado clásico. Sea para la coctelería o para una degustación didáctica para fijar algunos perfiles de este tipo de bebidas, vale la pena probarse.

No. 2 Cuba es algo más que la fama pre-Revolución. El Havana Club de tres años de añejamiento resultó muy interesante ya que resaltó un estilo que sin ser exuberante tiene presencia y carácter especiado. Tal vez uno de los destilados de más fácil adquisición fuera de la isla, nos recordó el papel fundamental de Cuba y sus plantaciones de caña en el desarrollo del ron.

No. 3 Aparte del añejamiento, el estilo es fundamental. Más allá de las formas de añejamiento, por solera o mezclas que indican un año específico del ron más viejo, el estilo de la casa es fundamental. Cuando se comparó Diplomático Reserva con Oro de Indias de Ron Castro, las opiniones divididas en relación con el perfil de sabores, más que al paso por barrica propiamente dicho, apuntaban a las ambiciones de las destilerías de moverse del carácter meloso complaciente al otro extremo más austero y especiado. Literalmente cuestión de gustos.

No. 4 El potencial tremendo del ron venezolano. Justo hacia el final de la velada, cuando sólo quedaban dos copas, se hizo , a ciegas, la degustación de Zacapa 23 y Solera centenaria de ron Carúpano. Si bien algunos participantes respondieron ante la potencia, elegancia y voluptuosidad del destilado guatemalteco, la mayoría fue seducida por la complejidad de ese gran ron para conocedores que es Solera Centenaria. El producto de Ron Carúpano, con bastante menos mercadeo que el opulento Zacapa, supo llevar a los degustadores a su terreno de amplia paleta de sabores y aromas que confirman que se está frente a un gran ron.

No. 5 Ron y chocolate armonizan bien pero los matices importan. Fue la gran lección que dejó la maestría de Giovanni Conversi. Su trabajo con café, limón, naranja, coco y diferentes tipos de chocolate, desde blanco y con leche hasta profundamente oscuros, demostraron que es necesario indagar en los perfiles de sabor de cada destilado para conseguir el chocolate que mejor le acompaña en lugar de conformarse con un maridaje genérico con una tableta de chocolate puro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: