Deja un comentario

6 secretos para disfrutar el steak tartare al máximo

6 secretos para disfrutar el steak tartare al máximo

Si ya te entusiasmaste con nuestra receta de este clásico de la gastronomía, ahora sigue estas 6 recomendaciones para una experiencia inolvidable

No. 1 Como en todos los platos es fundamental una buena materia prima. Pero tiene especial importancia en esta receta. Es importante comprar una carne de alta calidad, especialmente porque nos la vamos a comer cruda y si no ha sido debidamente guardada y manipulada los agentes externos o elementos patógenos (bacterias) se multiplican a gran velocidad y al no ser cocinada (en cuyo caso desaparecen) podemos tener un disgusto. De hecho es conveniente comprarla de una carnicería y decirle al carnicero que va a ser para consumirla cruda. Si la picamos la debemos volver a guardar en la nevera y no exponerla a altas temperaturas durante largo tiempo. En cuanto a los huevos, cuanto más frescos mejor.

No. 2 Muy importante: la carne para el steak tartare se corta a cuchillo. No hagáis el truqui del almendruqui comprando carne picada, las hojas de la picadora quema la carne y en palabras de los expertos es un sacrilegio. Por otro lado la textura no tiene color, si la carne es de calidad cortada a cuchillo resulta espectacular.

No. 3 Servirlo lo más frío posible. En muchos restaurantes mientras que te lo preparan en la sala en plan show cooking lo hacen con el bol reposando encima de otro bol con hielo picado (precisamente por el tema de las bacterias que hemos tratado antes). Es una solución si decidís prepararlo delante de vuestros invitados, si este no es el caso lo conveniente es meter el tartare en la nevera al menos 15 minutos antes de servirlo.

No. 4 La presentación. Personalmente creo que los cortapastas son de gran ayuda para dejar el steak tartare bien bonito en el plato. Untamos el interior del aro/cortapastas con un poco de aceite de oliva y con ayuda de una cuchara rellenamos y prensamos.

No. 5 El acompañamiento. Servimos junto con unas rebanadas de pan tostado y patatas fritas (yo con el pan voy que chuto). También podéis presentar la carne con la yema encima y los complementos picaditos al lado (chalota, etc.) para que el invitado mezcle y remueva.

No. 6 Maridaje. La puntillita es acompañar este delicioso plato con un buen gin tonic. (vía Gastromaniac)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: