1 comentario

4 estrategias eróticas contra el calor del verano

4 estrategias eróticas contra el calor del verano

Para que  las temperaturas elevadas no resulten tan calurosas sino que incluso se vuelvan sensuales y divertidas, no te pierdas estas recomendaciones

No. 1 Ducha y bañera. se prestan para dar rienda suelta a la imaginación. Mientras el agua roza los cuerpos se puede practicar una postura con la que se estimula el punto G hasta llegar al orgasmo. Los dos de pie en la ducha. Él toma de la cintura a la chica por detrás mientras ella se va inclinando hacia delante apoyando sus manos en el suelo. Se experimenta un placer de “alto voltaje” gracias al limitado ángulo de apertura de la vagina, estimulando sus paredes frontales y el clítoris. Al hombre esta posición le vuelve loco ya que el campo visual le resultará de lo más excitante y permite profundizar mucho. En la bañera una pose muy placentera: ella sentada sobre él, el rozamiento del clítoris es genial y el agua facilita los movimientos al resbalar mucho mejor.

No. 2 Helado.Es el postre por el excelencia del verano, elige el sabor que más te guste y prepárate para un festín con tu pareja. Cubrir los cuerpos de helado y disfrutar de la espectacular sensación sobre la piel al probar de tu pareja el sabor de helado favorito. Se puede jugar dejando las zonas erógenas para el final, alternando el orden, o haciéndolo todo a la vez.

No. 3 Refrescos y hielos. Otro juego lo protagonizan los refrescos -sorbos para estar fresquitos- y el hielo deslizándose suavemente por la piel. Al primer contacto con el frío puede sentir rechazo, pero jugar de esa forma con el contraste de temperaturas, el placer del frescor se antoja. Se puede iniciar el juego explorando el torso de la pareja. Los pezones son especialmente sensibles y con el paso del hielo se endurecen con facilidad. El hielo sigue pasando por su cuerpo llegando al estómago. Se puede colocar un cubito de hielo en su ombligo y jugar con él moviendo las caderas; cuando se llegue un poco más abajo empezarán las emociones fuertes. Se debe tener cuidado con las zonas más sensibles como el clítoris y el glande, ya que pueden quemarse por el frío intenso. Se tendrá que rodear primero estas partes y luego tocarlas poco a poco para aclimatarlas.

No. 4 Playa. Sentir las olas del mar tumbados en la orilla, el hombre sobre la mujer, o ella sentada encima, o los dos colocados de lado y él se posiciona detrás. Hacerlo en el agua, ya sea en el mar o en la piscina resulta muy excitante a la vez que divertido. El peso es menor dando facilidad para practicar alguna postura como que la chica rodee con sus piernas por la cintura a él mientras siente como le coge. Nunca está de más un estriptis, tanto por parte del hombre como de la mujer, recreándose en el agua y jugando con el bañador. (vía Ideal)

About these ads

Un comentario el “4 estrategias eróticas contra el calor del verano

  1. [...] 3 El tiempo en constante monotonía. Cuando una pareja lleva cierto tiempo junta, la fogosidad puede disminuir y sus encuentros sexuales se van aplazando. No se trata de parejas en crisis donde los conflictos en [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.701 seguidores

%d personas les gusta esto: