1 comentario

4 curiosidades acerca del café

4 curiosidades acerca del café

Más allá de su exquisito sabor, el café está rodeado también de mitos e historias. Aquí te presentamos algunos de ellos

No. 1 Su popularidad. Una de las curiosidades que casi nadie sabe es que el café es la segunda bebida más consumida solo por detrás del agua y es la segunda mercancía más comercializada, solo adelantada por el petróleo. Y son en muchos países donde esta la costumbre de beber café pero en algunos está mucho más arraigada que en otros, por ejemplo en los países nórdicos se consume tres veces más café que en España e Italia.

No. 2 ¿Qué es el café? Los granos de café no son semillas, son frutos del árbol del café llamado cafeto y al contrario de lo que la gente piensa el café muy tostado tiene menos cafeína que los más claritos. Todos los días se beben dos billones de tazas y se cultivan 7 millones de toneladas de granos de café en 50 países del mundo, por que se necesitan de 4000 a 5000 cerezas de café para producir tan solo un kilogramo de café.

 No. 3 Tradiciones del café. En Turquía, antiguamente, los maridos, en sus promesas de boda, tenían que comprometerse a tener café en su casa en todo momento, y el no tenerlo podía ser tomado como motivo para el divorcio. La primera tienda de café en el mundo se abrió en Siria en el año 1530. En cada país se prepara de una forma diferente, por ejemplo los etíopes añaden un poco de sal, los marroquís pimienta y los mejicanos un poco de canela.

N. 4 Su origen. El café se descubrió de una manera muy extraña, fue un pastor de Etiopía quien observo el efecto de eso pequeños frutos sobre las cabras, comprobando que se renovaban sus energías. Después empezaron a moler los granos de café para hacer una pasta que daban a los animales y a los guerreros para ampliar sus fuerzas. (vía Te invito un café)

About these ads

Un comentario el “4 curiosidades acerca del café

  1. [...] El pastor, intrigado por lo que ocurría, decidió llevar las muestras de hojas y frutos a un monasterio llamado Cheodet, donde los monjes por curiosidad pusieron los granos a cocinar. [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.323 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: